Sífilis Repunta a Pesar de la COVID-19

Tina Gutierrez
Tina Gutierrez

Luego de la pandemia de COVID-19, en distintos países han reportado un aumento drástico de las infecciones de Sífilis, Japón es uno de los países se han contabilizado aumentos en los casos, esto a pesar de la reducción de los contactos sociales que, se suponía, implicaba el aislamiento impuesto durante los años más duros de la pandemia.

Como lo explica un grupo de epidemiólogos japoneses en el número más reciente de la revista médica Sexual Health, la sífilis es una enfermedad que debe ser notificada de manera obligatoria en ese país, lo cual requiere informar todos los casos que se confirmen en pruebas de laboratorio.

Una vieja conocida

La sífilis es una infección de transmisión sexual, producida por la bacteria treponema pallidum. Se desarrolla en varias etapas y los síntomas y la gravedad de la infección varían en cada una de ellas:

  • Fase primaria: aparece una llaga en el punto donde la bacteria entró al cuerpo. La lesión no duele y desaparece por sí sola dentro de 3 a 6 semanas.
  • Fase secundaria: aparece un sarpullido en una o más áreas del cuerpo. No produce picazón, pero puede ir acompañado de fiebre, inflamación de ganglios, dolor de garganta y otros síntomas.
  • Fase latente: es un periodo en el que no hay síntomas visibles y puede durar varios años.
  • Fase terciaria: la infección no siempre llega a esta etapa, pero cuando lo hace, afecta a varios órganos como el corazón, el cerebro o el sistema nervioso.

En cualquiera de las fases, la bacteria causante de la sífilis puede alojarse en el cerebro, el nervio óptico o el oído, lo que afecta seriamente el funcionamiento de estos órganos.

Resurgimiento

Las notificaciones de sífilis (en cada una de sus etapas) habían estado aumentando en Japón desde 2011, pero luego disminuyeron en 2019 y 2020. Sin embargo, desde 2021, las notificaciones volvieron a aumentar, alcanzando un récord, señalaron los investigadores.

Los casos diagnosticados del 1 de enero al 26 de octubre de 2022 llegaron a 10 mil 141, marcando la cifra más alta en casi medio siglo. Esto fue 1.7 veces más alto que el mismo periodo en 2021 (6 mil 31), siendo la sífilis primaria y secundaria responsables del 77.4% de los casos en 2022.

Las prefecturas de Tokio y Osaka tuvieron las cifras más altas de casos, pero el aumento actual se extiende por todo el país, ya que los recuentos de casos aumentaron en 45 de las 47 prefecturas durante 2021 y 2022.

Este aumento sin precedentes se ha asociado con un aumento en la sífilis de transmisión heterosexual. Anteriormente, los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) habían sido afectados de manera desproporcionada, pero hoy tanto los casos entre hombres que tienen sexo con mujeres como entre mujeres han estado aumentando. En 2011, el número de casos en personas heterosexuales fue similar al de HSH en 2011, pero en 2022 fue seis veces el número de casos entre HSH.

Una epidemia heterosexual

Otro dato es que la distribución por edades fue muy diferente según el sexo, ya que la mayoría de los casos masculinos se encontraban en el rango de edades de 20 a 50 años, mientras que los casos femeninos estaban principalmente en los inicios de los 20 años. 

Este rango en los casos femeninos no ha cambiado en una década, sostienen los investigadores, lo que indica “un riesgo desproporcionado sostenido” en este grupo de edad en particular. Además, entre el 30 y 40% de los casos masculinos y femeninos informaron tener un historial reciente de ser clientes de sexo comercial o de ser trabajadoras sexuales, respectivamente.

Con el aumento de la sífilis entre las mujeres jóvenes, aumenta la preocupación sobre la sífilis congénita. De hecho, en los últimos años se han reportado aproximadamente 200 casos anuales en mujeres embarazadas, y los reportes por año de casos de sífilis congénita han aumentado, pasando de 1-12 casos entre 2000 y 2013 a 9-23 casos entre 2014 y 2021.

Un crecimiento real

Algunas opiniones consideran que los datos podrían estar influenciados porque la gente busca más la atención médica, hay más conciencia entre población y médicos, o se realizan más pruebas. Sin embargo, los investigadores señalan que la proporción de casos de sífilis primaria y secundaria ha aumentado en los últimos años, junto con el total de casos, lo que no puede explicarse por un aumento en los diagnósticos de personas asintomáticas. Además, la sífilis congénita ha aumentado a la par de los casos en personas heterosexuales, lo que sugiere una epidemia heterosexual real, y es una problemática que es necesario atender.

Si necesitas orientación acerca de Infecciones de Transmisión sexual, AHF Colombia te ofrece pruebas de detección gratuitas, acompañamiento y vinculación a tratamiento, todo GRATUITO. Agenda tu cita por WhatsApp en nuestras sedes en Bogotá, Cartagena, Cúcuta, Bucaramanga, Valledupar o Rioacha. Si estás migrando, localiza nuestros centro de atención en 12 países de América Latina y El Caribe y en los Estados Unidos.