Search
Close this search box.

“Terapias de conversión”: la prohibición que naufragó el Congreso

Picture of Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Las “terapias de conversión”, llamadas así por la creencia equivocada de que la orientación sexual o la identidad de género pueden modificarse con “tratamientos”, quedaron en el armario en el Senado de Colombia. Por falta de tiempo, el proyecto “Inconvertibles”, que se debatía en la Comisión Primera del Senado, se vino abajo.

Dicho proyecto buscaba prohibir en el país los Esfuerzos de Cambio de Orientación Sexual, Identidad o Expresión de Género (Ecosieg), erróneamente conocidos como “terapias de conversión”. La iniciativa tenía como objetivo evitar que las personas LGBT+ fueran sometidas a diversos métodos de tortura bajo el pretexto de cambiar su orientación sexual o identidad de género. Así lo reportó el portal web Infobae.

Estrategias dilatorias

Según la representante Carolina Giraldo Botero, autora del proyecto, se realizaron maniobras dilatorias que llevaron al fracaso de la iniciativa. “El proyecto de ley estaba tercero en el orden del día, pero no se alcanzó a debatir, lo cual indica que por tiempos ya se hunde. Creemos que si hubiéramos tenido la discusión probablemente sí se habrían tenido los votos. La verdad es que hubo toda una estrategia para dilatar y que no se pudiera finalmente dar trámite al proyecto”, explicó la congresista, citada por el diario El Colombiano.

Por otro lado, la senadora Clara López lamentó la falta de debate sobre la propuesta, afirmando que esto representa un claro retroceso. Según el periódico El Espectador, la senadora subrayó que las “convicciones religiosas íntimas” no deben ser una excusa para respaldar las “terapias de conversión” y retroceder, sino que se debe reconocer y valorar a la población LGBT+. “Lo de hoy es una falta de respeto a la dignidad de las personas”, declaró.

Varios políticos se oponían a la prohibición de las Ecosieg, argumentando que el proyecto atentaba contra la autonomía familiar y criminalizaba a profesionales de la salud. La senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, presentó una ponencia negativa antes de que la iniciativa se hundiera. “Dejen crecer a los niños, dejen la obsesión contra un niño que está en etapa de formación de su identidad y de su personalidad”, manifestó en un video, indicando que la propuesta permitía la persecución de padres, profesores, médicos y psicólogos.

¿Qué son las Ecosieg?

En contextos médicos y religiosos, la población LGBT+ ha sido sometida a diversos métodos para cambiar su orientación sexual o identidad de género. Estas prácticas, reconocidas mundialmente como métodos de tortura, generan graves consecuencias para la salud. El representante a la Cámara por Antioquia, Daniel Carvalho, señaló que muchas personas sometidas a estas “terapias” sufren episodios de depresión, ansiedad, e incluso llegan al suicidio.

“Las terapias a menudo entrañan sensaciones de dolor y sufrimiento, que permanecerán durante mucho tiempo y dejarán cicatrices indelebles en la mente y el cuerpo de la persona. La combinación de los efectos de la humillación profunda y la sensación de impotencia genera sentimientos de vergüenza, culpabilidad, repugnancia de sí mismo e inutilidad, que pueden dañar la autoestima y causar cambios permanentes de personalidad”, detalló Víctor Madrigal-Borloz, experto independiente de las Naciones Unidas sobre orientación sexual e identidad de género, citado por la ONU.

Un caso entre miles de “terapias de conversión”

David Zuluaga, un joven colombiano de 26 años, relató al medio Pulzo las torturas que sufrió a los 14 años, cuando confesó su homosexualidad a la directora de una comunidad religiosa. Tras revelar esta información, fue excluido de todas las actividades y sometido a un “proceso de conversión”, anunciándose a toda la comunidad para que recibiera “apoyo”.

En los retiros a los que asistió para cambiar su orientación sexual, lo obligaron a ayunar y a orar para dejar de ser homosexual, lo cual le causó una úlcera gástrica. “Me tiran al suelo, empiezan a forcejear conmigo. Decían: ‘vamos a liberarte del espíritu de la homosexualidad’”, añadió. No fue hasta que ingresó a la universidad que entendió que había sido una víctima y que no tenía ninguna afección que debía ser curada.

Recuerda que tu orientación sexual y tu identidad de género son características de tu personalidad que merecen ser reconocidas y respetadas. En AHF Colombia trabajamos día a día para brindar servicios de VIH libres de estigma y discriminación, para todas las personas. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratuita, solo acude a nuestras oficinas o escríbenos por Whatsapp y haz una cita ya.