OMS Actualiza Guía de ‘Indetectable = Intransmisible’

Tina Gutierrez
Tina Gutierrez

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avalado nuevos criterios para medir la cantidad de VIH en la sangre con la que la probabilidad de transmisión del virus es “prácticamente cero”, es decir de eso que comúnmente se conoce como ‘Indetectable’. Esto significaría que no es necesario que alguien tenga una carga viral en niveles indetectables para que sea imposible la transmisión.

Hasta la fecha, el paradigma indetectable=intransmisible es el estándar para decir que una persona que viven con VIH y que toma un tratamiento antirretroviral exitoso puede reducir la cantidad de virus en su sangre a niveles indetectables, y con esto no transmitir el virus por la vía sexual.

Pero el anuncio de la OMS implica que aquellas personas que tienen una carga viral baja, aunque detectable, tampoco pueden transmitir el VIH.

Este nuevo umbral se hizo público en el marco de la XII Conferencia dela Sociedad Internacional de Sida (IAS) sobre la Ciencia del VIH, celebrada en Brisbane, Australia.

El papel de la carga viral

La eficacia del tratamiento antirretroviral para controlar la infección por VIH se evalúa tomando en cuenta dos aspectos:

  • La cantidad de copias del virus que circulan en la sangre, denominada carga viral.
  • La cantidad de células inmunológicas, llamadas CD4, que también se encuentran en el torrente sanguíneo.

Así, cuando hay menor carga viral y más células CD4, se considera que la infección está bajo control.

Además, hace algunos años se empezó a dar mucha relevancia a la carga viral indetectable (un nivel tan bajo que no puede ser detectado por las pruebas más comunes), ya que se descubrió que, cuando una persona en tratamiento alcanza ese nivel, la probabilidad de transmisión del VIH por la vía sexual es de cero.

Pero también existe otro horizonte de carga viral que indica que el tratamiento antirretroviral está funcionando, aunque no lleva al virus a niveles indetectables. Esta categoría es la carga viral suprimida, es decir, cuando hay virus detectables en la sangre, pero la cantidad de ellos es suficientemente baja como para considerar que se ha controlado la infección.

El concepto de “Indetectable=Intansmisible”, explicado en 90 segundos. Video cortesía de AHF Chile

Un nuevo concepto de ‘Indetectable’

De acuerdo con el informe de la OMS titulado El papel de la supresión viral del VIH tanto en la mejora de la salud individual como en la reducción de la transmisión, en contextos de escasos recursos, las pruebas de carga viral se consideraban una tecnología demasiado compleja y cara. En consecuencia, se creía que era más costo-efectivo basar las decisiones sobre el cambio de tratamiento en los síntomas.

Sin embargo, esto era equivalente a esperar a que las personas enfermaran para cambiar el tratamiento, lo que dio paso al desarrollo de virus resistentes a los medicamentos, describe el sitio web del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH).

Para estos contextos donde los recursos son limitados, realizar los análisis en muestras de sangre seca, en lugar de en plasma, facilitan la medición de la carga viral. Sin embargo, el umbral clínico para determinar, mediante este tipo de pruebas, que la carga viral no está suprimida es a partir de 1,000 copias de VIH/mL de sangre. Esto debido a que las muestras de sangre son mucho más pequeñas y a que las pruebas realizadas en ellas no pueden medir la cantidad exacta de copias del virus.

Con este umbral de 1,000 copias en mente, el documento de la OMS establece tres categorías de resultados de las pruebas de carga viral:

  • No suprimida (más de 1,000 copias/mL)
  • Indetectable, que depende de la sensibilidad de cada prueba y puede oscilar entre 20 y 200 copias/mL
  • Y una categoría intermedia: suprimida, pero detectable, en la que una prueba detecta material genético del virus, pero a niveles bajos que no puede cuantificar (por debajo de 1,000 copias/mL)

Cuando la carga viral de una persona entra en la categoría de “suprimida” significa que el riesgo de que el VIH se transmita es “prácticamente cero o despreciable”, señala el documento. Se eligió esta expresión en específico para que estuviera en consonancia con el “riesgo cero” de transmisión del VIH en personas con carga viral menor a 200 copias/mL, que constituyó la base científica de la campaña indetectable=intransmisible.

El respaldo a estos nuevos criterios se sustenta en una revisión sistemática de ocho estudios que medían la carga viral y la relacionaban con casos de transmisión del VIH. En conjunto, los estudios incluyeron a 7 mil 700 parejas donde uno de los integrantes vivía con VIH y el otro no. En total, sólo se identificaron dos casos de transmisión del VIH en los que la última carga viral registrada fue inferior a 1,000 copias/mL (617 copias/mL en un caso y 872 copias/mL en el otro).

Con base en estos estudios, es posible afirmar que la transmisión a partir de una persona con carga viral entre 600 y 1,000 copias/mL fue muy poco frecuente, constituyendo un máximo del 0.6% de las transmisiones observadas. No se registró ninguna transmisión cuando la carga viral era inferior a 600 copias/mL.

En conclusión, el informe de la OMS hace hincapié en que el mensaje original de indetectable=intransmisible sigue siendo el mismo: las personas con VIH que tienen una carga viral indetectable no corren ningún riesgo de transmitir el virus a sus parejas sexuales.

Como ves, el tratamiento antirretroviral no sólo beneficia la salud de las personas con VIH, sino que ayuda a frenar la transmisión en la comunidad. Si tú recibiste un diagnóstico y no has empezado tu tratamiento, o si los suspendiste y quieres retomarlo, en AHF América Latina y el Caribe podemos ayudarte. Localiza nuestras oficinas más cercanas a ti o escríbenos por Whatsapp y conoce nuestros servicios.