Mitos y Realidades

“El VIH no existe”

El VIH SÍ EXISTE. Ha sido plenamente estudiado durante más de 30 años. Se trata de un retrovirus que ataca al sistema inmune de la persona que lo adquiere. El sistema inmune es la defensa natural de nuestro cuerpo frente a los microorganismos infecciosos, como las bacterias, virus y hongos capaces de invadir nuestro organismo.

El VIH ataca y destruye los linfocitos CD4, que son un tipo de células que forman parte del sistema inmune y que se encargan de la fabricación de anticuerpos para combatir las infecciones causadas por estos agentes externos.

“El VIH es una sentencia de muerte"

En 1970 y 1980, las personas con VIH tuvieron tratamientos muy limitados y frecuentemente morían rápido después de haber adquirido la enfermedad. Desde entonces, han habido muchos avances médicos que han permitido que personas con VIH vivan una vida larga y buena. Se siguen llevando a cabo investigaciones para mejorar el tratamiento.

“El VIH solo afecta a hombres gay y a usuarios de drogas inyectadas”

El VIH es un virus oportunista que no discrimina. Recién nacidos, mujeres, ancianos, adolescentes y personas de todas las razas y nacionalidades pueden tener VIH. La prevalencia del virus en distintos grupos varía (como en otras enfermedades), pero puede afectar a cualquiera. De todas las personas con VIH a nivel mundial, poco más de la mitad, son mujeres.

“El VIH puede curarse”

Si bien no existe la cura para el VIH, la terapia antirretroviral puede reducir la carga viral  (presencia del virus en el cuerpo), pero no eliminarla. Reduciendo la carga viral se puede llegar a ser indetectable por lo tanto no transmite el virus. 

“El VIH puede transmitirse por contacto casual, besos o picaduras de mosquitos”

El VIH no puede propagarse por el aire o el contacto con la piel, el sudor o la saliva. Esto significa que tomarse de la mano, beber del mismo vaso y otro tipo de contacto casual no propagan el VIH. 

Los besos apasionados representan un riesgo mínimo y la presencia de heridas o sangre se necesitaría para que exista una transmisión. 

Los mosquitos no inyectan la sangre de otras personas cuando pican, entonces no pueden transmitir el VIH.

Para adquirir el virus, es necesario el contacto con la sangre, el semen, fluido vaginal, líquido preeyaculatorio o leche materna en que esté presente el virus. Para que ingrese es necesario una puerta de entrada al organismo como son las mucosas vaginales, pene, ano, heridas abiertas sangrantes, ojos y boca (con heridas expuestas). Por lo anterior se requiere que exista el virus, un fluido que lo contenga y una puerta de entrada.

“El VIH no puede transmitirse mientras se toma terapia antirretroviral o si se utilizan pastillas anticonceptivas”

El sexo seguro y otras medidas para no compartir jeringas, son necesarias para evitar que el VIH se transmita. La terapia antirretroviral controla los síntomas y la progresión del VIH pero no previene la re-infección. Los métodos anticonceptivos como las pastillas, esponjas, diafragmas y espermaticidas son diseñados para prevenir el embarazo, no la infección. Ninguno de estos métodos te protege del VIH u otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

CONTACTO

Calle 70 # 12 83 Barrio Quinta Camacho Bogotá Distrito Capital

WhatApp: +(57) 3224025166

Información, dudas o comentarios escríbenos a: ahfcolombia@gmail.com